El estrés.

Cuando hablamos del estrés laboral o personal hay que tener en cuenta varias situaciones que pueden afectarnos y son los siguientes:

El estrés en el ambiente personal o laboral Se origina a partir de los diferentes estímulos sociales y físicos que someten a la persona a exigencias que considera que no puede cumplir de forma adecuada al mismo tiempo que entiende la necesidad de hacerlo obligatoriamente.

La importancia que la persona le dé a esas exigencias influirá en ella de forma positiva o negativa.

Las experiencias– La comprobación por parte de la persona de que no dispone de medios o recursos necesarios para desarrollar correctamente su trabajo o su vida personal.

La personalidad –  Existen  diversos patrones personales que definen a una persona como por ejemplo: los valores, la fortaleza o debilidad emocional de la persona, el fanático del control y el orden o la persona carente de éste, pueden aumentar o sobrellevar el estrés producido en sus vidas.

Como responde la persona bajo la situación de estrés– La respuesta de una persona ante una determinada situación de estrés sea laboral o personal será la siguiente: Intentará desarrollar una estrategia para defenderse, aliviar o eliminar ese estrés acumulado en relación a esa situación tan incómoda que está viviendo. Las estrategias pueden ser de adaptación o desadaptación.

Resultados de las estrategias de defensa utilizadas – Entre la experiencia que supone padecer estrés en tu vida personal o en el puesto de trabajo y la estrategia que la persona haya utilizado para defenderse de él, se desarrollará un resultado tanto fisiológico como psicológico que expondrá a la persona a responder de una forma específica.

Consecuencias del estrés: Entre las consecuencias se incluyen aquellas que de alguna manera hayan afectado a la salud del trabajador. A menudo estas consecuencias son propias de la organización o empresa en la que se trabaja y en definitiva todos poseen una salud a nivel de grupo muy deteriorada, porque en esas condiciones de salud es imposible formar un equipo en el que reine la armonía y el bienestar.

Cuando hablamos  del síndrome de estar quemado también llamado burnout va asociado directamente al puesto de trabajo es decir al área profesional de una persona, cuando en el área personal también existe el mismo problema “estar quemado “ por los diferentes problemas a los que nos enfrentamos diariamente teniendo o no los medios para afrontarlos ( todos nos hemos sentido quemados en algún momento de nuestra vida laboral o personal ) y hoy en día sobre todo va asociado a cualquier persona que desarrolle su trabajo independientemente del sector al que se dedique siendo especialmente vulnerables  las profesiones que tienen que ver con el trato directo al cliente como por ejemplo: médicos, enfermeras, auxiliares de clínica, psicólogos, psiquiatras, policías,teleopoeradores, es decir, es característico de los trabajos de servicios con un fuerte contacto con el cliente lo cual provoca un constante desgaste emocional  con el agravante de esperar de ellos el mejor servicio que puedan darnos ya que a veces desgraciadamente muchas vidas humanas están en sus manos y las bajas laborales por este problema se estan incrementando de forma alarmante.

En el siguiente post daré unas pautas para prevenir y mitigar los efectos del estrés y la ansiedad, aunque una de las mejores técnicas para ir controlando nuestras emociones sería la práctica de  LA MEDITACIÓN   te recomiendo que la utilices de forma habitual en tu vida.

Espero que este post te haya gustado, si es así , sígueme y compártelo si conoces a alguna persona que le pueda ayudar y deja tu comentario para podernos ayudar unos a otros.